viernes, 2 de diciembre de 2005

Lo espontáneo

7 comentarios:

Serena dijo...

Claro, ahora todos los besos en blanco y negro y de epoca en la calle tendran la misma reminiscencia, no he podido evitar recordar el famoso beso que en el post de abajo tienes, parece inevitable.

Abrazos

Plasti de nasti dijo...

Que foto más bonita, y que de cosas nos transmite...
A veces el no-color es un verdadero arcoiris, aqui un ejemplo.

gavroche dijo...

Y es que hay ciertas cosas que uno no puede evitar. Como por ejemplo lanzarse en un vuelo sin motor hacia los labios de la mujer que se ama.
Un saludo

leo mares dijo...

los besos espontáneos...
París en blanco y negro...
Estuve tres veces en París: una llegué por carretera, otra en tren y otra en avión. La última vez decidí hacer fotos con un carrete en blanco y negro. Quedaron preciosas, ni comparación con las fotos en color de otras veces.
París es un beso en blanco y negro!
París son mil libros escondidos a la sombra de un eco de acordeón, calles grises y azules con olor a pan recién hecho,a queso y café.
El verdadero París,el de siglos atrás.
Para SENTIR la ciudad nada como "El vientre de París" de Emile Zola...
o un beso de la musa en las escaleras de la Butte.Y un abrazo que recordar siempre, en la cercanía de su ausencia

melytta dijo...

Sleka, que blog tan intenso y bonito!!!!
No sólo no me importa que me hayas enlazado, te lo agradezco.
También me llevo el tuyo.
Sigo por aquí un ratito más Leyéndote.
Besitos.

Trini dijo...

Maravillosas fotos, esta y la del beso.

Saludos

Juan Cosaco dijo...

Yo también tengo muy buenos recuerdos de Paris, posters, fotos y cuadros en blanco y negro de sus calles, plazas y gentes.
Un detalle espontáneo es más fuerte que mil regalos planificados.
Agur