miércoles, 25 de enero de 2006

Fue capaz

Multitud de André Langer Fernández
Una vez, hace tiempo era capaz...

Al caminar por las calles pensaba en todo aquello que podía hacer para que ese día fuese mejor que el anterior, y organizaba su tiempo, sin agendas, ni ruidosas alertas, para poder repartirlo con los que le rodeaban, guardando de cada 24 horas unos minutos que dedicar a desconocidos, regalando una sonrisa, acompañando a alguna persona que andaba perdida por las calles grises, saludando sin esfuerzo a conocidos y extraños, agradeciendo de los demás un gesto o una mirada cómplice.

Hace tiempo era capaz de sentarse en algún parque a ver pasar a personas, imaginando a dónde se dirigían, creando fabulosas historias en las que ellos eran protagonistas de sus sueños, en las que se cumplían sus proyectos, inventado vidas felices tras esos rostros ausentes y apagados...

En los autobuses y en el metro, observaba y creaba, en silencio, cada imagen que veía era inspiración, cara a cara o reflejada en los gastados cristales, a partir de esas imágenes o de pedacitos de conversaciones robadas, diseñaba aunténticas obras de arte...

Fue capaz de ponerle color a muchas vidas que permanecían en la sombra, de dar a conocer a quien con él se cruzaba qué era lo verdaderamente importante.

Fue capaz de mostrar, y demostrar, que lo verdaderamente sorprendente, lo que nos convierte en grandes artistas, en grandes personas...es el modo en que vivimos, observamos, somos capaces de ponerle color a un día gris, de sonreir entre lágrimas, de dar antes de haber recibido...sin esperar más que lo que pueden darnos.

Fue capaz de todo eso hasta que dejó de mirar a los otros, en los otros, porque nada le inspiraba más que miedo.

24 comentarios:

ideas dijo...

Es curioso.. pero a veces damos tanto que nos quedamos huecos, vacios.. No sabemos autoaplicarnos eso que damos a los demas

Amor dijo...

Qué triste el final. Yo creo que lo que nos hace artistas es la fuerza, el fuego, la intensidad, el amor, y todo eso vence el miedo. Un beso.

Amor dijo...

Y la cosa es que tods los rotos de las cuatro paredes los rellenamos de esperanza, y verás que rápido y qué bonito y qué bien queda y cómo se arreglan. ¿A que sÍ? Un besazo.

Trini dijo...

Pues que triste que todo nos inspire miedo. Lo que observamos, lo que nos cuentan, lo que nos dicen...Muy trsite es andar por la vida de puntillas.

Besos muchos

Lunarroja dijo...

Una verdad como una casa lo que cuentas. Me ha gustado. Lo comparto.

reflejos dijo...

Espero que ese miedo sea transitorio y puedas recuperar toda esa capacidad revertida en ti.
Un beso.

melytta dijo...

Ya lo creo, el miedo...
Gracias Seleka por ofrecerte en la mudanza, con decirme que te gusta todo ya me has ayudado mucho. :-)
Resulta que hubo un tiempo de mudanzas, tantas que bromeaba diciendo que yo le decía a mis cosas "chicas que nos vamos" y ellas se metían solas en las cajas.
Me encantaría servirte de ayuda en la tuya y, por supuesto, que todo lo que te lleves, tanto como lo que decidas dejar, hace que tú seas así.
Vuelvo a tu escrito de hoy, el miedo es un terrible enemigo, pero hay antídotos, palabras sanadoras y sobre todo caricias amigas que son una esperanza. Sí.
Besitos, Seleka.

Gabi dijo...

Al miedo se le gana y se vuelve a pasear viendo historias en todas partes. Seguro que esto no es mio, pero hay que quitarle el miedo al miedo.
Besos.

Insanity dijo...

Fue capaz de ser. A pesar del dolor.
Tu eres capaz.
Mi abrazo.


Ya sentí miedo, ya no me sentí capaz, ya supe que podría comenzar de nuevo a ser, ojo sobre el ojo, y aunque el miedo suele rondar ya no me intimida ni me someto a él.

esencia dijo...

Poder ver el antes y el después es un gran paso. Y es el momento de volver a salir a la calle y volver a sonreír y sentarse en los parques y crear historias de nuevo. Alguien dijo una vez que si sonríes los demás serían un espejo en el que poder ver la sonrisa reflejada.

(por las mañanas, por las tardes, por las noches este blog ya es esencial para mis ojos y mis manos)

Un beso fuerte

Seleka dijo...

Ideas: conozco a algunas personas (2 o 3)que no saben dejar de dar más de lo que reciben, es injusto y puede ser casualidad, pero son las que más sufren...
Santiago: no tiene por qué ser el final...espero que vuelva a creer en los demás. Saludos.
Trini: si, triste no confiar, ni creer...porque te impide compartir muchas cositas buenas. Besitos reina!
Lunarroja: ¿verdad que si?jejeje,un besito ;)
Reflejos: alguna vez me he sentido así, pero fue hace tiempo, ahora soy capaz de mirar y aprender, sin miedo ;)
Melytta: gracias por ofrecerte en mi próxima mudanza, seguro que será divertido ;) Muchos besitos!
Gabi: yo creo que al miedo se le puede asustar, sísí, y yo sé como...Besos primo ;)
Insanity: no me cabe la menor duda que eres muy capaz de vencer al miedo, y a lo que sea. Un fuerte abrazo I.
Esencia: Un beso y una amplia sonrisa, de las que se reflejan e iluminan, gracias.

la-de-marbella dijo...

Muy buena reflexión. Creo que la gente como la que describes llega un momento que se agota y se siente sola. En esos momentos de soledad siente miedo a no poder volver a ser la que era. Saludos Marbellís

Bohemia dijo...

Es triste pero cierto en muchos casos, lástima que a veces avancemos de espalda o que decidamos caminar hacia atrás...

saludos

prto dijo...

Gracias por quedarte un rato y ver mi "paisaje que huele a tierra y sol".
Dices que por "el modo en que vivimos y observamos, somos capaces de ponerle color a un día gris...", y es cierto. Creo tambien que se puede ver la belleza de los días grises y con lluvia.
Saludos

mixtu dijo...

é o viver a nuestar vida, solo a nossa vida...
beijos

Juan Cosaco dijo...

...pero entonces ocurrió algo que no esperaba. Aquellos a los que una vez miró, habló e hizo sonreir, estaban ahí, mirándola, sin esperar nada más de ella, simplemente se sentían mejor por verla cada día mejor. El miedo se asustó al entender que que ella volvía a ser la de antes...

Seleka dijo...

La Marbellí:...esa soledad se marcha deprisa cuando la persona revive lo que sentía al darse a los demás, es su esencia y no la abandona...espero.Besos y gracias por tu visita ;)
Bohemia: lástima que a veces solamente seamos capaces de percibir lo negativo de lo que nos rodea...Besos
Prto: Aquí hoy el día está gris y llueve...pero sí, va a ser todo lo bello que yo desee que sea ;) En eso consiste, no? Besos y gracias a tí por la visita.
Mixtu: compartir nuestra vida permitiendo que se nos acerquen...Beijos
Juan Cosaco: Eso debería ocurrir...sería lo justo ;)

giovanni dijo...

Hay pocos momentos en que el miedo tenga un efecto positivo para ti mismo o para el otro... Es aún así que ahora no puedo imaginarme ninguna ocasión en que tendría sentido, porque incluso es mejor de considerar el tigre que cruza tu camino como un amigo y de huir sin miedo a una ola inmensa que amedrenta tu vida. A veces es difícil enfrentar o no dejarte llevar por el miedo. El miedo es causa de muchas "chances perdidas" de gozar de la vida, tanto para ti como para el otro. Es bueno, Seleka, que me hiciste recordar algo que no siempre pongo en la práctica. El miedo no sirve para nada.

Seleka dijo...

Giovanni: gracias, creo que tu comentario completa el post "el miedo no sirve para nada". Un beso.

LEO MARES dijo...

hermoso relato!
aleccionador
un abrazo

Alondrie dijo...

Me ha recordado "El Virus del Miedo" de Ismael Serrano.

Saludos.

Seleka dijo...

Gracias Leo, un abrazo.
Alondrie, no la conozco, pero seguro que es una canción para escuchar despacito y atentamente. Saludos :)

Aliara dijo...

Muy bonito, Seleka. La verdad es que me he sentido enormemente identificada. Me gusta tu blog. Te hago un rinconcito en mi bosque, ¿vale? ;-)

Joel dijo...

Me gustó mientras era capaz... es hermoso ser capaz de todo ello... el miedo no debe tener cabida... porque el miedo es una ilusión creada por nosotros mismos... piensa, en serio, qué tiene de real el miedo... nada en sí mismo, sólo un pasado en el que basarse, pero no un presente que vivir o un futuro de esperanza...