domingo, 30 de abril de 2006

Regreso

Fotografía: Israel Díaz

Regreso…despacio pero con paso firme, con la tranquilidad de saber que esta casa ha estado bien guardada y ha sido cuidada con mimo, aireada con suspiros…
Regreso con el miedo, a no saber encontrar las palabras o no verlas si me encuentran por estar despistada contemplando puestas de sol, con la inseguridad que da el retomar una tarea que hace tiempo no realizamos…

Regreso, tras haber caminado descalza en la noche de plenilunio, tras haber encontrado palabras, gestos y sonrisas sinceras, tras haber tenido la ocasión de ver paisajes maravillosos a través de miles de ojos.

Regreso con la timidez del que debuta, casi sintiendo los focos que hacen sudar la frente fría, sintiendo la mano cercana que acaricia y relaja los latidos.

Regreso, con el puño cerrado, diciéndome “tú puedes”, tratando de no dejar de escuchar a mi yo que me da fuerzas, tratando de ignorar al que alimenta esa sensación de impotencia.
Regreso, para encontraros, para que me encontréis aquellos a los que pueda ofrecer algo…aunque sea poco.
Regreso, tal vez sin querer me haya alejado, por ello no se anunció la despedida, no fue voluntario, pero al darme cuenta he decidido regresar voluntaria y gustosamente, volver…y aquí os espero…de nuevo con la puerta bien abierta y algún refresco de esos que dejan tan buen sabor de boca.

12 comentarios:

Noa- dijo...

Esperando tu regreso entre día a día a tu casa.

Ahora ya estas aquí.

Saludos

Aliara dijo...

Bienvenida de nuevo.

ideas dijo...

Regresa, sin miedo.. te espera mucho mas que tu casa, tu hogar

giovanni dijo...

La luz del sol brilla y me calienta, es increíble cómo brilla... y esto del calor eres tú.

Elendaewen dijo...

Llegas los rayos de luz hasta aquí, qué bueno volverte a leer.

Trini dijo...

BIenvenida, aquí estamos, cómo dudarlo.
Un placer volver a leerte.
Besos muchos

zooey dijo...

Siento ganas de abrir la puerta y dejar que el viento me atraviese. Que los rayos imposibles de esta mañana me dejen sin ver. Caminar mudo y ciego hasta el final del jardín. Dejarme ir después por un mundo de caminos borrados y de preguntas olvidadas.
Me gusta tu blog.

alma insomne dijo...

Aquí te esperaba yo también con los ojos bien abiertos y los brazos temblorosos de tenerlos en alto para darte el abrazo de bienvenida, es tan bonito lo que escribes como tú Seleka!

Me alegro de volver a leerte!

PD: Ya casi te veo ;)
Un besito de tu C!

pinklady dijo...

que bien!!celebro mucho tu vuelta, y de nuevo deleitarnos con tus versos y sentir que plasmas con palabras lo que nuestros sentimientos quieren expresar...
bienvenida!
;-D
PD: gracias por el permiso!!besitos

Insanity dijo...

Te ha traído la primavera, Seleka. Muchas gracias por brindarnos tu presencia nuevamente; me han llegado profundamente las palabras que escribiste en este nuevo post.
Felicidades :)

Juan Cosaco dijo...

Qué bueno que volviste!
Pero... no eres la de antes, algo más te acompaña; más tiempo, más días y más noches te contemplan, mientras tú vives.
Saludos!

reflejos dijo...

Me alegra que hayas vuelto y desde ahora mismo me pongo cómoda para leerte y gozar de todas tus palabras.

Besos