miércoles, 22 de abril de 2009

no vuelvas...

no vuelvas a invitarme
a desnudar mi alma

si después no vas a tener
manera de cobijarla...

6 comentarios:

Charal dijo...

=(
He quedado melancolica luego de leer, corto pero preciso... directo al blanco! Y que pena si hay heridas que hablan en esta entrada =$

Elena Martín dijo...

gracias de nuevo Charal, espero que tu melancolia sea también breve...
saludos

giovanni dijo...

Creo que penas y melancolías son más breves cuando están expresadas, por ti u otra persona. Por eso escuchamos canciones o leímos o escribimos poemas, no? Bueno,otra razón podría ser el realizarse, el ser creativ@, pasivo o activo... bueno, creo que incluso escuchando uno es creativo.
Un beso

ideas dijo...

A veces nos preguntamos de esa coherencia que uno debe mantener a la hora de pedir que hablen... quiza deberíamos tambien pensar si seremos capaces de "asumir" lo que los demás quieren decir..

saludos

Elena Martín dijo...

sí Giovanni, escuchar no es una conducta pasiva en absoluto, es todo un arte :)

Ideas, hace falta ser valientes muchas veces, y tremendamente fuertes para asumir lo que los demás pueden llegarnos a decir cuando necesitan desnudar su alma, compartirse desde dentro.

Besos

Elena dijo...

"olvidate de mí". Suena tan fácil. Y se nos hace larga la vida.

Saludos. Por cierto que curioso. mis paredes aún no se han roto.