miércoles, 14 de julio de 2010

como un grito


en un intento desesperado de entender la realidad, se dio de bruces con el escaparate de una vida que no era la suya, decidió entonces recomponer los trocitos de cristal esparcidos por esa acera sin carretera, y para ello supo que necesitaría ayuda mucho antes de saber a quién pedirla, así pues, con la decisión valiente del que no ha sufrido desengaños, recogió todos esos pedacitos de vidrio y se dirigió al punto de ayuda más cercano, pero no encontró más que una nota de "he salido a desayunar, vuelvo enseguida" , él, decidido a no perder más tiempo fue a buscar otro hombro sobre el que llorar, otras orejas a las que exponer su situación, pero encontró una infinita sucesión de post its con el mismo mensaje, porque claro, había estado siempre solo y a él nadie le había invitado a desayunar esa mañana...

1 comentario:

Beto dijo...

A veces parece que el mundo se pone de acuerdo para llenarnos de "post its" de "no estoy". "vuelve más tarde"...etc etc etc...

Me gusta muho lo poco que he leído de tu blog. =)