lunes, 30 de enero de 2012

en el fondo

nada tiene otro valor que el que le otorgamos y tememos que no nos valoren
todo tiene que ver con lo mismo y lo mismo parece estar ciego a veces
sabemos lo que queremos, creemos saber lo que el otro quiere, pero con todo, no hacemos nada
sentimos que cuando todo acaba no hay manera de reponerse,pero nos reponemos siempre y siempre lo olvidamos
huimos a otro lugar buscando el anonimato pero lo hacemos con ruido para que alguien nos escuche
deseamos no tener que depender pero echamos de menos los compromisos
lloramos de felicidad, reimos para ocultar una realidad que nos duele, vivimos tanta incoherencia que al final ese es nuestro sentido real
cuando queremos palabras llega el silencio, cuando necesitamos ser escuchados...

5 comentarios:

giovanni dijo...

Escribir un poema es hacer algo. Cuando el otro lo lea puede decir algo. Buscar el anonimato con ruido es algo muy humano. Depender de otro no siempre implica ser escuchado por ese otro pero aumenta la probabilidad (de ser escuchado).

Besos

David C. dijo...

Que compleja es la vida pero a la vez es bella (si la queremos observar bien bien).

Te invito a que visites mi blog en la Sección de Cine, se llama "Cine para usar el Cerebro"
http://cineparausarelcerebro.blogspot.com/

Isa dijo...

Cosas tan humanas. Y sí, contradictorias. Así como amar y no decirlo, pero sí gritar nuestros desagrados... Parece ser nuestra naturaleza.

Yo creo que es una de las cosas que debemos aprender a corregir en la vida

Pepe dijo...

Quien dijo que era fácil, no?
Empiezo a sospechar que hay una naturaleza caótica en el humano y que tal vez reconocernos en eso, nos de la paz que necesitamos para que todo salga mejor...
Siempre interesantes tus textos.
te dejo un abrazo!

Elena Martín Melero dijo...

Giovanni, toda palabra pronunciada o escrita es reflejo de nuestra libertad...todo acto sirve para algo, aunque sea muy poquito :)
David C.: estoy de acuerdo, aunque la belleza a veces sea esquiva...enhorabuena!
Isa: la vida es una continua sucesiones de errores y correcciones, un continuo aprendizaje, gracias por tu visita y tus palabras :)
Pepe, gracias, reconocer el caos y buscar en él el equilibrio sí puede ser un buen ejercicio :)