miércoles, 18 de abril de 2012

es así


y punto?
hay tantas formas de ver la vida que hasta la vida a veces parece tener sus dudas, hay tantas personas, tantos gustos y disgustos, tantos días y longanizas, tantos saltos y sobresaltos...

yo quiero escribirte hoy, pero también escribirte a ti, mañana, ayer se me hizo tarde y las palabras se perdieron en un mar de "voy ahora y aguarda que llego"

en esa máquina de escribir usada y tantas veces reanimada, se colaron entre las teclas las palabras que nos definían y por eso hemos quedado sin sentido ni motivos

yo soy ahora, y seré mañana, me mojo con la lluvia, me mancho con los barros para que no se conviertan en lodo en mis zapatos

siempre quiero y busco no temer, porque mientras temo soy menos yo y me pierdo los retos que se presentan

esto puede tener sentido para otro, para mi lo tuvo, lo tendrá o lo tiene, el tiempo y el sentido vienen y van como este viento de primavera que hace llorar mis ojos

todo empezó con la idea de agradeceros vuestro paso por este lugar, escuchando a los Dire Straits mientras el viento trataba de colarse por la ventana...gracias seguidores os visito, mi paso es silencioso, pero me llevo agradables sorpresas siempre, porque como decía,
hay tantas formas de ver la vida...de describirla y de escribirla...

7 comentarios:

Charal dijo...

Ah pues no lo sé, pero sentí que este va conmigo

... Siempre bienvenida, siempre un gusto. Saludos y cariños transoceánicos

Elena Martín Melero dijo...

si lo has sentido sin duda es así
qué bonito es seguir sintiendo y queriendo sentir
saludos también para ti Charal, gracias...

giovanni dijo...

Siempre me ha gustado visitarte. Cuando fue la primera vez? Hace 4 años? Más? Espero seguir manteniendo contacto contigo.

Un abrazo fuerte

Anónimo dijo...

Me asomo por casualidad, rebuscando entre los links que tenía guardados. Paso las líneas y decido pinchar estas cuatro paredes rotas que me indicaron tanto en su momento, creo hace ya unos seis años. Me alegra ver que Seleka siguió poniendo piedras bonitas en sus paredes rotas eternas, paredes rotas que sin embargo abrigaban (y abrigan, veo) tanto como cualquier refugio. Entonces mi nombre era Zooey, tal vez ni te acuerdes. Tus letras, siempre, preciosas.

Elena Martín Melero dijo...

en estos lugares es difícil tener una noción del tiempo real :) pero nuestro paso algunas veces deja huella, y por eso sé que al menos hace 6 años!! cómo pasa el tiempo, verdad?...abrazos Giovanni, yo también lo espero :)

Elena Martín Melero dijo...

por supuesto que me acuerdo, muchas veces pienso en qué será de quienes pasásteis hace tiempo por aquí, regalándome vuestras palabras que son para mí el mejor presente, se echa de menos también en estos contextos...
Ahora los pasillos de este lugar nos acercan de nuevo :)
Gracias por volver...

Anónimo dijo...

:)