jueves, 14 de junio de 2012

is this the end?

se han callado las voces que susurraban las maneras de hacer lo correcto, se cansaron de hallar pretextos sin fundamento

entraron en coma los ideales, al final lograban solamente reflejarse en los espejos pero no alcanzaban a atraer las miradas atrapadas por escaparates sin alma

dejó de haber bandos ganadores, vencieron los combates, las batallas y las guerras, lo hicieron porque no encontraron voces valientes que quisiesen ensordecer los silbidos de las balas

se han roto del todo los corazones inconformistas, al final sus latidos no eran ya más que agónicos golpecitos que no detectaban ni los estetoscopios de última generación

y los brazos tanto se dieron a torcer que olvidaron que también servían para tender la mano...

2 comentarios:

RH dijo...

A veces uno se asusta al escuchar o leer a personas importantes en inteligencia y cultura y advertir su pesimismo. Cierto es que no lo son (pesimistas) toda esa clase de personas, pero las que lo son utilizan argumentos muy sólidos. Parece que el hombre no tiene solución y que por tanto, su mundo, es decir, el mundo, no tiene solución tampoco. Es triste comprobar cómo una y otra vez se cometen los mismos errores y los mismos horrores. El hombre no es capaz de convivir con su miedo y sus defectos y parece que su única válvula de escape es la violencia, el grito, las balas. Y eso genera más miedo y recrece los defectos. Sólo el ejercicio de la razón cambia las cosas pero la inercia es lo irrazonable y la desmemoria.
Pero aun así, no creo que sea el fin porque si no esto se hubiera acabado hace mucho mucho tiempo y, entonces, si hay tiempo, existe la posibilidad de mejorar :)

Elena Martín Melero dijo...

no es el fin...pero no está de más, aunque sea de vez en cuando, pensar que puede ser el final si no hacemos nada, saber que somos importantes en esto y que podemos cambiar las cosas. Como dices, puede que no seamos capaces, no que no queramos.
Es posible mejorar, es necesario creerlo.