jueves, 10 de mayo de 2007

porque no siempre es un juego...deseperación

The Scream (or The Cry) 1893
Edvard Munch

...nadie nos dijo a qué color jugar

se repartieron las cartas
y tú estabas en el cuarto de baño...


cuando volviste la partida estaba casi acabada,

tus cartas boca abajo sobre la mesa,

y ninguna posibilidad de cambiar ya...


y tu cara entre sorprendida y desesperada,
desencajá, viéndote como estabas,
ya fuera del juego,

ni el espejo respondió a tu mirada.


Te quedaste del color ese,
blanco roto,
pero roto de verdad, a pedazos...

no había posibilidad de desquitarse,

tus cartas valían menos que ese tapete verde

mil veces remendado,

lo supiste sin tener que levantarlas,

menos que las colillas demasiado apuradas
en el cenicero de plata barata...

ese fumar que quema las yemas de los dedos...
que quema y consume.
..

y ahora... ¿quién manda?

9 comentarios:

Carmen dijo...

k duro no?me imagino que a veces las cosas suceden sin que podamos tomar nosotros mismos las decisiones..
hacía mucho que no venía por aqui y ceo que sigue siendo un rincón para hacer una buena paradita!!
Un besazo!

elendaewen dijo...

El As de espadas, no hacen falta muchos pinchos para cortar lo que se perdió por la tardanza.
Saludos.

Noa- dijo...

A veces nos vemos inmersos en una partida en la que se han repartido las cartas antes de nosotros llegar.

Saludos

melytta dijo...

Todo un reto... sucede que a veces no es nuestra la mano. Pero hay muchas otras cosas en juego porque habiendo gente que teniendo buenas no sabe jugar sus cartas.
La vida misma...
Inteligente, da mucho que pensar.
Un beso.

zooey dijo...

A veces las cartas nos dan la espalda. Tenemos que aceptar, empezar otra partida, esperar, seguir. Creo que es así.

Besos

MentesSueltas dijo...

Entrego un abrazo desde el frío de Buenos Aires.
MenteSueltaS

giovanni dijo...

La persona que manda es la escritora.
En esperas de otro relato o poema.
Un beso

murron dijo...

las cartas siempre están dadas. La única opción que nos queda es ser buenos tirándonos faroles, y, quien sabe? a lo mejor nos sale bien la partida. Besos

Jaime dijo...

Me gusta la imagen que dejas en mi pensamiento.
Un saludo.