jueves, 21 de junio de 2007

que no...


que no hay más,
deja de mirarme esperando un gesto,

las palabras de hoy
serán iguales a las de antes de ayer...

las de antes de ayer
a las de la semana pasada,
y así hasta decir basta...

que me lías,
que me enredas los sentimientos,

y ya no sé si te quiero,

o te quiero lejos,
que esto no debería ser tan difícil...


que no he sido muy profunda
para ahorrarnos tiempo...


que esto quiero que me sepa a aventura,
calzarme las botas y no dejar de culminar cimas,

y tú en la falda de la montaña
buscando porqués bajo las piedras,
que después pesan en la mochila,
o se me ponen en medio del camino
y me caigo de bruces...
¡toma golpe de rutina!

cuando te canses de pensar

te espero aquí arriba,

y no, no busco,
solamente quiero encontrar...



4 comentarios:

Seleka dijo...

porque a veces las relaciones son complicadas desde el principio, y así no se puede...

Noa- dijo...

Y a veces cuando son demasiado fácil las hacemos difíciles nosotros.
El mundo es complicado, y las relaciones mucho más.

Saludos

Elendaewen dijo...

No se puede obligar a nada ni precipitarse. Tiempo al tiempo o la flor se marchita antes de que le salgan las hojas.
Es TU cima.
Saludos.

melytta dijo...

Cuando las cosas se complican lo que lleva a que así sea es más o menos lo mismo: no estar de acuerdo en lo que uno busca y lo que el otro quiere encontrar.

Besitos desde el sur.