jueves, 27 de septiembre de 2007

ni siento...


ni parezco ser, estar...

y mi paso por la vida es un reflejo fugaz
en el escaparate de la tienda de la esquina,

ay mi vida, ¿dónde fuiste?
que vivo sin vivir en mí,
ni aquí, ni allí,
y ese sentir me consume cada día,
¿te imaginas?, ya sé que no...

no me sigas,
que persigo sin sentido los zapatos
del que delante de mi camina,
a ver si averiguo dónde se van las risas...

ya te digo que no soy más
que un reflejo en una esquina,
pero qué te voy a explicar a ti,
perdí mi brújula hace tiempo...
¿fue en la estación de Norte?

y desde entonces,
en este banco me siento,
y entre palabras sin sentido,
abandonadas al aire...
padezco, espero, muero...

farfullando sin pausas, sin comas , ni puntos, ni respiros...

6 comentarios:

giovanni dijo...

La estación del Norte? Tengo un vecino que ha trabajado muchos años en una estación de Ámsterdam vendiendo billetes internacionales. En un curso de francés aprendió "la salle des pas perdus", la sala de espera. Pasos perdidos. A veces hablo con mi vecino por la noche, cuando camino por la calle, y miramos a las estrellas.
Besos

Elendaewen dijo...

Aún así se te lee de continuo y de parado, sentados a tu lado, esperamos a tu vera =)
Saludos.

najwa... dijo...

Perseguir a la risa seguro que te hace despertar del letargo...

Noa- dijo...

Me gustan tus farfullos...

Saludos

zooey dijo...

Yo creo que quien sabe de verdad cómo es la vida, es capaz de perderse de cuando en cuando en ella y comprender el sentido de no ser más que el reflejo en una esquina.

Y en el fondo es una suerte, ...supongo.

Hermoso y profundo como siempre, amiga.

Besos

LEO MARES dijo...

una buena noticia en el blog de Leo Mares. Un abrazo!