jueves, 26 de julio de 2007

no está todo bien...


porque nunca puede estarlo imagino, o porque nunca lo estuvo, o no sé, el caso es que esto no está bien, no sé qué hacer y o todo se alza o yo me estoy hundiendo...
tomamos decisiones, esperamos, aguantamos las consecuencias o nos enfrentamos a ellas, luchando, a diario, sin compartir la carga, el dolor, porque bastante tienen los otros con lo suyo, y callamos, y dejamos que los oídos ajenos se acostumbren a no escuchar, y vamos tejiendo una tela, nuestra tela, que no soporta el peso de otro, de otros, y estamos suspendidos, tambaleándonos, con el vértigo mareando pensamientos, sentimientos, y la pena nos acecha, la soledad, la incapacidad de ser felices...porque nos sentimos tan solos que hemos olvidado que estamos muy cerca de otros que están cansados de vivir suspendidos en hilos que ni siquiera querían tejer...

13 comentarios:

Seleka dijo...

porque siempre hacemos nuestro el sufrimiento de aquellos a quienes queremos...

Noa- dijo...

Esa es la grandeza del amor, que podemos empatizar con nuestros seres queridos.

Saludos

melytta dijo...

Cada uno tejiendo su propia red, con sus nudos, sus hilos.
Resulta que sucede que a veces cae alguien como tú, en tu red y tú en la suya... que siente y piensa como tú.
De todas formas es muy difícil no sentirse solo. Sólo cabe un tren por sus vías y la vida es así.
Besos.

zooey dijo...

Es cierto, supongo que nunca está todo realmente bien, aunque sí podemos sentir algo parecido cuando estamos en un lugar bueno. De todas formas, es como dices en el comentario, hacemos nuestro el sufrimiento de quienes queremos y lo hacemos con ganas, preferimos compartir su felicidad pero no queremos por nada del mundo renunciar a compartir su sufrimiento, si los queremos de verdad. Y a ellos les puede pasar lo mismo con nosotros, y eso, siempre que ocurre, es un paso decisivo para estar mejor. Así como nunca está todo bien de forma absoluta, supongo que nunca habrá una soledad absoluta, por muy solo que uno se sienta a veces.

Un abrazo fuerte.

giovanni dijo...

Nuestra tela... y la de otra persona. Yo veo mi tela, la de mi hermana, de mi hija, de mi compañera, la de mi amigo argentino en Washington, la de mi mamá muerta (4 mujeres y 1 hombre), la de... Ay, de tanta gente incluso mis amigas blogueras.
Suspendidos en hilos... que ni siquiera quieren tejer. No sé... no conozco tus experiencias... Las mías son diferentes, bueno no siempre, pero en general.
Besos

elendaewen dijo...

Sabes eso de: "Si siempre me hundo, aprenderé a bucear"... Siempre hay alguna ventana abierta para una puerta cerrada, pero cada cual tiene que avanzar, no se puede cargar con todo.
Saludos.

Henry J dijo...

Deliciosa descripción de una realidad que golpea como un mazazo..

Anónimo dijo...

Hola soy un asiduo de los relatos de Leo Mares, y a través de él acabo de descubrirte. No puedes imaginar cuantas veces me he sentido como tu has escrito y cuantas veces he intentado escribir lo que tu as sentido. Porque no se puede escribir sibre sentimientos que nos son ajenos. No dejes de escribir nunca así. Te pido disculpas por comentar como anónimo pero no sé como hacer para hacerlo con nombre propio.En cualquier caso cuanto me dirija a tí medirigiré como "Marver".
Gracias de nuevo.

Seleka dijo...

gracias a todos, a los que os asomasteis hace tiempo por este lugar , dándole sentido con vuestra presencia...y a los que llegáis hace poco y os tomáis un tiempo, con lo valiosísimo que es, en leerme, y más aún en comentarme...os lo agradezco de verdad y lamento no responderos como de verdad merecéis, en este lugar o en los vuestros.
Gracias a todos.
Besos, sonrisas y abrazos sinceros...
que sigamos sintiendo y no temamos compartir...

Bohemia dijo...

Nos vamos enredando en el ovillo...

BSS

cuestion de piel dijo...

Y aguantamos más de lo debido enredandonos más y más hasta perdernos en lo más hondo de nuestro ser... Encantada

Antona dijo...

..cansados de vivir suspendidos en hilos que ni siquiera querían tejer...

Seguiremos luchando
bss amiga

Qymera dijo...

Siempre, siempre hay algo que no va como nos gustaría... Aunque todo lo demás luzca perfecto, parece imposible que todos los aspectos de nuestras vidas se pongan de acuerdo para no fallarnos. Siempre tiene que haber algo que nos inquiete...