miércoles, 2 de abril de 2008

mirar adelante...


que atrás queden los tesoros que no encontré
mientras arrastraba de uno a otro lado
las arenas del tiempo
,
hallaré más adelante otros que me estarán esperando...

que atrás queden las promesas
adornadas con tules violetas
que en las estanterias de mi ser se cubren de polvo
pues lo bello no tiene en si sentido si no es contemplado...

que atrás queden los ecos de palabras
a las que por tedio abandonó la magia

y vagan tristes,
conocedoras de su desdicha...

que atrás queden las lágrimas
unas veces desesperadas, resignadas,
otras veces indignadas, llenas de rabia,
que lograron oscurecer por mucho tiempo
mi alma.
..

4 comentarios:

giovanni dijo...

Siento tu alma.

Buen día

LEO MARES dijo...

que atrás queden las penas...
un abrazo!

Gabi dijo...

Hay almas que no pueden estar oscuras mucho tiempo, porque están llenas de luz por ellas mismas.

Besos, prima

elendaewen dijo...

¿Y no hubo lágrimas de alegría? ¿Y no se aprende de las penas?

Saludos más alegres =)