sábado, 7 de junio de 2008

¿elección acertada?

Edward Munch.La Vampira, 1983-1984

¿la revancha?

te concedieron otra oportunidad,

como la que se concede a quien da lástima
(pero hasta cierto punto),

no como la que se da a quien se teme,

porque no eras de los segundos, eso seguro...


decidiste
cambiarlas, tu sudor era denso,

podía oirse cómo caía

en el suelo de baldosas grises...


por tu cabeza miles de pensamientos irracionales,

chocando unos con otros,

tú, tratando de mantener una pose de seguridad,

como siempre,
tampoco sabías bien cómo interpretar el papel,

(suele suceder cuando se carece de modelos)

y eso se veía, claro,

como el temor en el temblor de tus manos.


En unos segundos tendrías que levantarlas,

la suerte
(la muerte) estaba echada...

2 comentarios:

Elendaewen dijo...

Con las segundas oportunidades hay que tener cuidado de no caer en el síndrome de Ámbere...

Saludos.

giovanni dijo...

Me acuerdo la casa de los abuelos... Cuando era? Hace dos años? Qué es seguridad? Un beso