martes, 9 de diciembre de 2008

Incertezas



Si ya no puede ir peor,
haz un último esfuerzo...
E. Bunbury, Viento a favor

Porque son tiempos difíciles
y ahora lo realmente valiente
es tratar de seguir adelante,
porque cuando las cosas vienen rodadas
lo de continuar es sencillísimo.


Porque ahora son necesarios los "ánimo",
los "verás como las cosas se solucionarán",
los "no pienses que esto será así siempre".


Porque es ahora cuando el tender la mano
es obligatorio
y lo único que deberíamos decidir
es si darnos por completo.


Porque las dudas dejan paso a las incertidumbres,
que no son lo mismo,
pesan más en las espaldas,
en las mentes y en el estómago.


Porque ahora se nos hacen oceanos los charcos
y no recordamos que existen los lagos, los estanques...
sólo recordamos que el agua puede ahogarte,
no que te da la vida.


Porque ahora se sienten los segundos,
los minutos, los días...
los finales de mes.


Porque esta situación no es gris ni blanco roto,
es negro infierno, negro purgatorio.


Porque buscando vasos medio llenos
acabamos en barras de bares de esos
que no cierran por vacaciones,
de esos de los que muchas veces no se sale
por la puerta de delante...

1 comentario:

Elendaewen dijo...

No todo es tan profundo y oscuro.
Sólo hay que buscar las manos adecuadas.

Saludos.