lunes, 20 de julio de 2009

antes


Antes de tu recuerdo era todo,
sentía en la noche cada destello
iluminando obscuros callejones,
descubrí los insondables mares de la Luna
donde el día guardaba sus más preciados tesoros...

Antes de tu olvido soy nada,
en el cielo las estrellas se burlan de mi caminar,
los días, todos nublados, no se tornan tormenta
disfrutan impidiendo que pueda ver con claridad...

Antes de que partas del todo
mis ojos han naufragado
y el Sol inclemente ha disipado toda esperanza.

3 comentarios:

Elendaewen dijo...

Después de la tormenta, la calma. Y los ojos, y la vista, y la vida, de nuevo.

Saludos.

gelu_wolf dijo...

Nuestras obsesiones nos machacan y sacan nuestra mejor expresión.

Un beso

¿De Vallekas? Yo soy de Moratalaz!!

giovanni dijo...

Un callejón supuestamente sin salida?

Salida siempre hay?

Lo obscuro hace ver claro?

Un poema que hace pensar!

Un abrazo