viernes, 14 de agosto de 2009

al final

Al final del día nos quedan
los párpados cansados,
al final de la noche
la certeza de un nuevo día.

Al final de la tormenta charcos
donde se reflejan las sombras
de las nubes que se alejan,
al final de la calma
el olor evocador de la tierra
que se va empapando.

Al final de la vida nos quedan
los recuerdos, los momentos vividos,
si la memoria no nos falla...
si nos falla
nos quedan en las retinas grabados
los rostros que recién vimos.

Al final del camino
nos queda el suelo pisado,
los abrazos que dimos...
los que no dimos con suerte
los secuestró el olvido.

Que al final del camino nos queden
los ojos cansados de ver,
de no mirar a otro lado
y el corazón bien "grande"
de tanto haber querido.

4 comentarios:

Elendaewen dijo...

Busca ilustraciones de Tara McPherson. Son las imágenes de tus palabras.
Saludos.

gelu_wolf dijo...

Amén!!!!!!!!!

Charal dijo...

Vaya, esa conexión extraña me golpea en la cara... otra vez! =) Que estoy en esas fase de la luna? Tal vez, pero tu texto me da que pensar esta mañana y lo celebro con media sonrisa robada.

Salu2 y cariños! ^^

LEO MARES dijo...

Al final del post no me queda otra que dejarte un abrazo, y gracias de nuevo por escoger mi libro con la multitud de ellos que hay para elegir. Me ha gustado mucho el poema ;-)