martes, 2 de marzo de 2010

tiempo


en esta noche de invierno solamente te pido tiempo
para organizar desórdenes heredados
que se me vienen encima
como tormentas lejanas
dejándome el espiritu encharcado,


te pido segundos prestados
que me permitan pensar con calma

en el porvenir que el destino me tienen reservado

en las metas sobrepasadas que no pude saborear
,

en esta noche de vientos que desbaratan

que enfrían las memorias de fotos en blanco y negro

que desgarran tapas de libros que dejé de escribir,


te pido que me perdones las ganas de llorar a solas

de perderme en las paredes de hogares
que nunca quise habitar,

de mirar de soslayo escaparates de una vida
que no imaginé vivir sin ti
,

en este estado de abandono,
en este querer lamentarme

en este "mejor solo que acompañado por ti"


permíteme que detenga las agujas de relojes
que nunca estuvieron en hora

para poder suspirar profundamente
y allanar el camino
que me lleve de nuevo a mi.

5 comentarios:

Crazy girl dijo...

Me gusto mucho... "te pido segundos prestados que me permitan pensar con calma" excelente frase.

giovanni dijo...

Lamentarse para allanar el camino que te lleve a ti no está mal. Lamentarse para enfatizar el sentirse abandonado/a lleva a nada, aunque a veces ayuda vivir plenamente el abandono para después salir adelante (desde el atrás).

Otro abrazo

LEO MARES dijo...

Me han encantado estas dos palabras juntas: "desórdenes heredados". ¿Me las prestas para título de algún relato? :-) un abrazo

Elena Martín dijo...

gracias a todos,
Crazy Girl, me alegra que te guste lo que escribo
Giovanni, estoy totalmente de acuerdo, sobre todo con lo de salir adelante, es la única opción.
Leo,prestadas ambas palabras, ordénalas como consideres :)
Besos

Pepe dijo...

Me gusto tu blog y este poema también.
Vuelvo pronto, cuando ande escapando de la rutina, a acomodarme más plácida y largamente sobre los trazos de tus palabras...
Besos Lunfarderos!!!