martes, 11 de septiembre de 2012

petit à petit

voy a hablarte como si estuvieses a mi lado, con palabras elegidas solamente para ti, imaginando que tu ausencia es solamente algo temporal que de nuevo, pronto... compartiremos un espacio que diseñaron expresamente para nosotros...

quiero decirte que tras mucho observar con la mirada tranquila, inspirando y espirando nostalgias y recuerdos, relajando un cuerpo que a veces se me rebela y decide caminar cuando necesito descanso o se detiene de repente cuando mi alma quiere saltar, quiero decirte que no entiendo nada...

esto que al principio resultaba frustrante, ya sabes, ahora es un alivio que no puedo describir, tanto tiempo escuchando, tantas pistas dejadas sutilmente en mi camino, tantas veces que trataron de hacerme entender algo tan básico...

ahora ando buscando, no puede hacerse de otra manera, un espacio con una amplia ventana que me ilumine siempre, una silla donde sentarme a observar, una mesita donde dejar las gafas cuando el sueño me venza y un espejo que refleje el azul del...

3 comentarios:

RH dijo...

Poco a poco... claves personales fundamentales. Búsquedas que, estoy seguro, desde esa posición de alivio y ligereza, no tardarán en encontrar lo pretendido.

Elena Martín Melero dijo...

gracias RH, estoy muy de acuerdo contigo :)

giovanni dijo...

Creo que es la tercera o cuarta vez que leo este escrito tuyo, Elena, y siempre está ese espacio de imaginación, de imaginarme cosas, cosas tuyas pero también mías y de otras personas. El escrito deja mucho espacio a la fantasía.

Un abrazo