viernes, 20 de noviembre de 2009

Hoy no es ayer y eso debe ser maravilloso


Querría decirte que tras mucho meditarlo entiendo este momento
y eso al fin me permite tomar las riendas de una vida
que no puedo permitirme seguir aplazando,

que los días que han pasado me han acercado poco a poco
a una verdad que me dolía tanto
que cada paso era presagio de un sufrimiento indecible,
pero llegados a este punto ese dolor se ha transformado
en serenidad apacible que ha logrado calmar mi alma.

Querría al verte sentir alegría porque las cicatrices se van curando
y este tiempo que vivimos nos ha ayudado a convertirnos
en quienes siempre deseamos ser.

Querría sentarme a tu lado y sujetarte la mano
que tantas veces tendiste hacia mi sin que yo te lo pidiese.

Desearía encontrar en un libro los pasos a seguir
cuando la madurez arruga la piel
pero no consigue encontrar una solución
a este rompecabezas de sentimientos.

Querría mirar atrás y sonreirle al recuerdo,
de tus brazos en la noche y tus suspiros al alba.

Me encantaría ser y parece que quisiera ser,
pero cuando reúno las fuerzas, las ganas, los motivos,
una niebla inoportuna me nubla la vista
y empaña la imagen de este nuevo día
que debo aprender a vivir, no sin ti
sino con TODA YO.

5 comentarios:

giovanni dijo...

Un poema bello y triste y optimista.
Me gusta esa imagen de 'cuando la madurez arruga la piel'.

Un abrazo

Charal dijo...

Ufff... grande...!

El final fue la estocada perfecta! Por aquellos que solemos vivirnos incompletos...

Salu2 y cariños!

Elendaewen dijo...

Bueno, antes que los demás, queramos o no, cada día tropezamos con nosotros mismos. Así que aceptar que estamos ahí, con todo lo que acarrea, es el primerpaso. Y luego, el resto.

Saludos.

gelu_wolf dijo...

Muy bueno!!! Aciertas 100% en los sentimientos.

Bonito cambio de lock

Saludetes!

Bohemia dijo...

Genial, destila seguridad y ganas de pensar en el futuro...
Bss