viernes, 11 de marzo de 2011

desorden

tal vez pudiera lograr un espacio ordenado entre estas paredes, aunque estaría seguramente boca abajo, porque boca arriba me cuesta respirar en las noches de verano

estos días de lluvia, de sol, de lunas nuevas y viejos vientos, creo que cada espacio de nuevo habitado deja atrás un hueco vacio, la obviedad a veces se nos revela, un reflejo, un destello que ciega las miradas cuando la claridad es absoluta, o que ciega las perspectivas cuando está oscuro adentro...pero ciega, sin duda

a veces es necesario hacer sin más, porque para deshacer y gastar nos sobran los minutos, en cambio segundos aprovechados podría contarlos con las huellas de tus manos

ahora te digo, puedes ver la claridad, puedes perseguir los ideales antiguos, creer que todo esto va contigo, que a lo hecho pecho, pero te diré un secreto...cuando algo puede suceder y puede volcarte los esquemas, sucederá y ya sí depende de ti la siguiente escena...

hemos quemado ya algunos calendarios pero la ceniza no se esparce "blowin´ in the wind"...

2 comentarios:

giovanni dijo...

El verano se acerca y las noches de verano también. Bueno, falta un poquito.

A mí me gustan el viento, el sol, la lluvia (a veces), los reflejos, las miradas, los ideales, los sueños.

"How many times...

Elena Martín Melero dijo...

hoy pensaba en esas noches de verano... cuando refresca un poco y puede disfrutarse de un paseo nocturno...
La lluvia y el viento son para mi las mejores condiciones para despertar la inspiración :)